Conozca cómo el tiempo juega un rol importante en medida de calidad de Osteoporosis

 

La enfermedad metabólica más frecuente en los Estados Unidos es la osteoporosis. Según la Fundación Nacional de Osteoporosis (NOF), 9.9 millones la padecen, siendo las mujeres las más afectadas a razón de 4 a 1. Caracterizada por la densidad ósea disminuida y el deterioro en la microarquitectura ósea, la osteoporosis representa un aumento de la fragilidad del hueso.

 

La forma más común es la postmenopáusica, que ocurre en mujeres entre 50 y 70 años, siendo la causa principal la disminución del estrógeno. En hombres de 45 a 60 años sus causas principales son el hipogonadismo, el abuso de alcohol o el uso de glucocorticoides.

 

Una de las medidas de calidad de HEDIS está precisamente establecida en las pruebas de osteoporosis, dirigida a mujeres mayores, en dos escenarios. Basada en encuestas, a mujeres de 65 a 85 años de edad que informan haber recibido alguna vez una densitometría ósea (DEXA) para detectar osteoporosis. Mientras que el manejo de osteoporosis en mujeres que sufrieron una fractura, entre el grupo de 65 a 85 años, se espera que la intervención sea una DEXA, o receta y despacho de un medicamento para tratar la osteoporosis en los seis meses posteriores a la fractura.


La OMS recomienda usar la densidad mineral ósea (BMD) para definir osteoporosis. Esta se mide por densitometría que provee el T-score del paciente que es el valor de BMD comparado con el de sujetos controles que están en su pico de masa ósea. BMD relaciona el pico de masa ósea con la posterior pérdida de hueso en el paciente.

 

La prevención temprana y el uso adecuado de calcio y de vitamina D, según edad o condición, ejercicios de bajo impacto, no fumar y modificar el consumo de alcohol son esenciales en el manejo de la osteoporosis en el grupo de mayor riesgo.

 

Volver a Noticias MSO

 

 

Arriba